Crítica: Ready Player One (Steven Spielberg, 2018) Crítica: Un Lugar Tranquilo (John Krasinski, 2018) Crítica: Hidden: Terror en Kingsville (The Duffer Brothers, 2015) Crítica: Repo Man (Alex Cox, 1984) Crítica: Wildling (Fritz Böhm, 2018)

miércoles, 25 de abril de 2018

Crítica: Ready Player One

Mantengamos la cabeza fría. Evitemos que el corazón nos lata con la misma fuerza que el de Parzival al acercarse a Art3mis. Intentemos evitar que la ola de nostalgia en la que últimamente estamos envueltos nos nuble el juicio y hablemos así con tranquilidad de la por ahora última película de Steven Spielberg y de la novela en la que se basa, escrita por Ernest Cline y publicada en el año 2011. Dejemos la mente en blanco y adentrémonos en nuestro particular Oasis…

sábado, 21 de abril de 2018

Crítica: Un Lugar Tranquilo

Mas allá de la gran campaña publicitaria que se generó alrededor de la muy apreciable ‘The Artist’ de Michel Hanazavicius que destacaba sobre todo lo arriesgado que era hacer cine mudo y en blanco y negro en pleno siglo XXI, hay que destacar que otros directores ya había jugado con maestría con esta idea (Sirva de ejemplo la soberbia ‘La Antena’ de Esteban Sapir, película muda rodada en el 2007 y que utilizaba de manera soberbia la imagen para crear escenas de una absoluta belleza. Ese mismo año Rolf de Heer rodó la interesante ‘Dr. Plonk’ comedia que intentaba recuperar la esencia de las cintas de Keaton y Chaplin) y otros lo harían tiempo después llevando ese concepto al extremo como ocurrió con ‘The Tribe’ de Myroslav Slaboshpytskyi, película en color pero rodada en su totalidad en lengua de signos y para que la que se advierte desde el inicio de la misma que no existen subtítulos que faciliten al espectador la comprensión de aquello que está pasando en pantalla.

Crítica: Hidden

“Una de las señales del fin de los tiempos serán las pestes (…). Es sólo el principio de los dolores, después, cuando venga la gran tribulación, las pestes, con nuevos virus, en forma de pandemias, traerán muerte al hombre, muriendo la cuarta parte de la población mundial. Es cuestión de tiempo para que el cuarto jinete del Apocalipsis entre al escenario profético con una pandemia”. Efesios 5:27, Lucas 21:28, Mateo 24:7-8, Marcos 16:15 y Apocalipsis 6:7-8.

jueves, 19 de abril de 2018

Crítica: Repo Man

No parece un buen día para Otto (Emilio Estévez), cuando en la misma jornada pierde su trabajo y ve como su novia se va con otro. La aparición de Bud (Harry Dean Stanton), promete cambiar las cosas para nuestro joven protagonista con la proposición de un curioso trabajo como Repo Man. Los Repo se dedican a recuperar los coches que no han sido pagados por sus dueños morosos. Mientras, por la ciudad circula un coche modelo Chevrolet Malibu con una cualidad estrambótica, todo aquel que abre su maletero se desintegra. Agentes del gobierno, empresas privadas y una joven con la foto de unos extraterrestres en la mano circulan por este pintoresco universo que es L.A. 

domingo, 15 de abril de 2018

Crítica: Wildling

Crecer implica un acto de descubrimiento no apto para todos. Las huellas que esta exploración continua nos deja, a menudo se desdibujan y se pierden en algún rincón de la memoria que caprichosa las recupera y las reinterpreta a su manera en una eterna conversación con alguien que se esconde tras una careta y al que no vemos nunca la cara. A veces este descubrimiento de nuestro propio ser nos intimida, a veces nos avergüenza, en ocasiones nos hace replantearnos incluso nuestros propios pensamientos, pero siempre nos demuestra que los impulsos no se pueden controlar, que sólo los podemos sedar si somos hábiles mentirosos, porque no nos engañemos, el instinto nos recuerda una y otra vez que simplemente somos animales que pensamos.

sábado, 14 de abril de 2018

Crítica: Reeker

Que lastima, que manera de desperdiciar un prólogo tan notable. Por desgracia no hay nada después de los títulos de crédito de esta película que pueda justificar su visionado. Otra vez nos encontramos ante otra de esas cintas que ofrecen mucho menos de lo que prometen, donde un desarrollo mil veces visto, una historia que no aporta nada nuevo y una mezcla entre humor y terror que nunca acaba por funcionar como sería necesario, acaba por hacer que ‘Reeker’ este envuelta en un olor pestilente del que le es muy difícil por no decir imposible escapar.